sábado, 31 de diciembre de 2011

Sonata Otoñal - Ingmar Bergman (1978)

Esta película se centra principalmente en la relación madre-hija y el proceso mediante el cual ambas se enfrentan para ser más auténticas y sanar viejas heridas.
Los principales protagonistas son Charlotte, la madre, una famosa concertista en piano de edad madura que visita a su hija Eva después de siete años de ausencia durante los cuales Eva tuvo y perdió su pequeño hijo, y Viktor su marido quien es el que comienza relatando su vida junto a Eva y de su amor por ella que reconoce no saber cómo expresárselo en palabras.
Al reencontrarse ambas mujeres y convivir por unos días es inevitable que no surjan antiguos dolores de la niñez de Eva en el que con imágenes del pasado entendemos que Charlotte fue una madre ausente y egoísta con su hija. También observamos cómo su segunda hija Helena enferma de una grave enfermedad degenerativa que la mantiene postrada y fue por este motivo recluída en una clínica por su madre de la cual Eva la ha sacado y la tiene en su casa, hecho que perturba a Charlotte cuando lo conoce, ya que esa hija según ella misma dice "debía estar muerta"
Una película que nos interna en el plano sicológico de los protagonistas que es importante ver y escuchar con atención ya que como todas las películas de Bergman cada mirada, cada silencio, cada gesto y cada atmósfera tienen de por sí ya un significado .
Maravillosos paisajes y excelente actuación de Ingrid Bergman y Liv Ullmann