miércoles, 26 de mayo de 2010

Everybody´s fine - 2009

Esta película del director Kirk Jones que también se titula "Todos están bien" es  interpretada magistralmente por Robert de Niro y nos cuenta la historia de un padre viudo hace 8 meses que está algo deprimido y al hacerse un chequeo médico le comunican que padece fibrosis pulmonar. Esto lo hace querer reunir a sus hijos quizás motivado por un sentimiento de desenlace. Sus hijos, dos hombres y dos mujeres están todos lejos y según le han dicho trabajan y son exitosos. Se siente orgulloso de esto y desea compartir con ellos un fin de semana. Prepara entusiasmado los detalles de la cena que les ofrecerá pero se siente muy desilusionado cuando uno a uno sus hijos le dicen que no podrán asistir. En un impulso se pone a organizar su viaje para hacerles una visita sorpresa. Al llegar se encuentra con realidades que son diferentes a las que él creía eran la vida de sus hijos. Momentos muy intensos que de Niro nos comunica con una actuación excelente. A través de las conversaciones con sus hijos ahora él realmente se da cuenta de porqué ellos le habían mentido y evitaban decirle lo negativo de sus vidas como también el papel diferente que su esposa había representado para ellos.  En resumen una película muy interesante que muestra las relaciones padres hijos  y deja una positiva enseñanza