jueves, 20 de noviembre de 2008

La Strada (1954)

Esta película de Federico Fellini nos relata la historia de Gelsomina, una joven que es vendida por su madre a un titiritero, Zampano, interpretado por Anthony Quinn, como una forma de liberarla de la pobreza y también sacar provecho ella de esta venta. Inician un viaje que no tiene una meta definida y se convierte en un vagabundeo de un lugar a otro en una carreta tirada por un caballo. El viaje es en un ambient de pobreza y dificultades que aumentan por la forma de ser de Zampano. Hacen presentaciones en las calles y la niña es vestida como payaso acompañando a Zampano en sus presentaciones donde el número principal consiste en reventar una cadena atada a su torso y efectuando presión al llenar sus pulmones de aire. Gelsomina es continuamente humillada por Zampano y a pesar de eso ella se siente enamorada de él. Cuando conocen otros personajes en un circo Gelsomina se siente atraída por un joven acróbata que ahí trabaja pero al mismo tiempo confunde sus emociones al no saber a cuál de los dos hombres debe seguir, lo que lleva sus vidas a un final trágico