lunes, 10 de marzo de 2008

Los comulgantes - 1962

Esta película de Ingmar Bergman en blanco y negro aumenta el ambiente triste y casi trágico de las escenas. Un pastor vive una crisis existencial y de su propia identidad como pastor pero se niega a reconocerlo y sigue como un autómata funcionando en su iglesia. Sus propias preguntas sobre el "silencio" de Dios un tema existancialista por esencia es característico de los autores de películas que se hacen esta pregunta y no hallan respuesta. Se plantea el tema como algo en el que choca la fe y no hay salida. No hay respuestas. Pesimismo y rutina se plantean como la forma de vida religiosa.Personalmente creo que Bergman destila su propio enfoque de una realidad que puede ser y es diferente